Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 14 de noviembre de 2017 | Leída 592 veces
IGUALDAD

La Guardia Civil forma en igualdad a través del lenguaje no discriminatorio

Para luchar contra los estereotipos sexistas recomienda que no des por supuesto que las mujeres son el segundo sueldo, las que realizan el servicio doméstico. Tampoco des por sentado que las mujeres somos pasivas, dependientes o subordinadas. A nuestro alrededor tanto en los medios de comunicación como en información relativa a diferentes instrucciones o libros de consulta suelen caer en el estereotipo.

[Img #4749]

 

Se han impartido las Jornadas de Lenguaje Inclusivo en la Dirección General de La Guardia Civil  con el objetivo de adquirir conocimientos y aptitudes requeridos para desarrollar eficazmente las funciones relacionadas con la elaboración de normativa. 

 

Han sido impartidas por la catedrática de Sociolingüística Dña Mercedes Bengoechea quien, de manera magistral ha dado un repaso claro y contundente del por qué la importancia y necesidad de la formación y por qué no era baladí la materia a tratar.

 

Realizó recorrido de la normativa que gira en torno al lenguaje no sexista, comenzando por la recomendación del Comité de Ministros el Consejo de Europa de 21 de febrero de 1990 hasta la Ley Orgánica 3/2007 de Igualdad Efectiva de mujeres y de hombres, mostrando el apoyo normativa vigente en cuanto a la necesidad real de ajustarnos dentro de la Institución a un lenguaje inclusivo. 

 

Expuso la preocupación por un lenguaje no discriminatorio y que esto nos lleva a atender a un tratamiento asimétrico/igualitario de mujeres y hombres, a poner sobre la mesa los estereotipos, a observar las etiquetas de cargos, oficios y profesiones como médicos para mujeres, y en último lugar, y no menos importante, el androcentrismo. 

 

Para un tratamiento simétrico/igualitario de mujeres y hombres refiere que no uses asimétricamente con las mujeres el nombre de pila, ni uses el artículo “la” delante de su apellido, y obviamente, no menciones innecesariamente sus relaciones de parentesco. Como herramienta y para un mejor entendimiento y corrección en nuestro quehacer diario en cuanto a un uso correcto del lenguaje la ponente recomienda el uso de la inversión, es decir, cambia la frase al sexo contrario y por sí misma te dirá la corrección o no de lo que quieres expresar. 

 

Para luchar contra los estereotipos sexistas recomienda que no des por supuesto que las mujeres son el segundo sueldo, las que realizan el servicio doméstico. Tampoco des por sentado que las mujeres somos pasivas, dependientes o subordinadas.  A nuestro alrededor tanto en los medios de comunicación como en información relativa a diferentes instrucciones o libros de consulta suelen caer en el estereotipo. Ejemplo lenguaje sexista: “El seguro médico cubre a los asegurados y sus esposas.” Lo correcto: “El seguro médico cubre al personal asegurado y sus cónyuges.”

 

Para un uso del lenguaje inclusivo recomienda que identifiques a las mujeres por su cargo, oficio o título profesional en femenino cuando nos refiramos a una persona concreta. El nombre del cargo se utilizará en su forma femenina si se trata de una mujer y en su forma masculina si se trata de un hombre. Ejemplo: “La Sargento Interventora de Armas de Calahorra.””El Sargento Interventor de Armas de Calahorra.” Consultar la última edición del diccionario de la RAE si se duda de la forma femenina de un puesto o cargo en http://dle.rae.es//?w=diccionario

 

El androcentrismo es la visión del mundo que sitúa al hombre como centro de todas las cosas. Está Concepción de la realidad parte de la idea de que la mirada alcurnia es la única posible y universal, por lo que se generaliza para toda la humanidad, sean hombres o mujeres. El androcentrismo hace del varón el centro de la mirada y del discurso. 

 

La ponente nos indica que reconociendo los términos sexuados (que tienen ambos sexos) se evita la invisibilidad femenina, animándonos a sustituir los masculinos “genéricos”. Cuando redactes textos administrativos debes ser consciente en primer lugar de si la palabra o el término que vas a emplear es sexuado o no. Ejemplo: “Los ciudadanos son personas.” Los ciudadanos es sexuado y personas no. Correctamente escrito en lenguaje inclusivo: “La ciudadanía son personas.” Si la expresión no es sexuada puedes emplearla tranquilamente, sin miedo a caer en sexismo. Si la expresión es sexuada, debes pararte y pensar cómo redactar tu texto para evitar el uso de términos sexuados en masculino si lo que pretendes es que el término incluya hombres y mujeres. 

 

Para redactar un texto sin expresiones sexuadas en masculino “genérico”, continúa exponiendo que como propuestas generales, la primera y más importante, consiste en utilizar lenguaje no sexista desde las primeras frases de redacción, y no dejarlo para la fase de corrección final. Por los principios de cohesión y coherencia textual y para que el resultado sea un texto elegante y eficaz, las eleciones no sexistas deben estar presentes desde el comienzo de la redacción. 

 

Para ello las hay estrategias generales que pueden ser útiles como el empleo de formas verbales activas. Se evitarán formas como elegidos; seleccionados, interesados... De ser necesario, se optará por el término “persona”: personas elegidas... La elección de tratamiento en segunda persona (deberás realizar, usted deberá realizar...) en lugar de tercera persona (los candidatos deberán realizar...). Empleo de expresiones invariables para el género o no sexuadas, (estudiantes, solicitantes, vocal, la mayoría de, gran parte de, cada...), y adjetivos terminados en -e o en consonante. Ejemplo: lenguaje sexista “Según han denunciado muchos expertos” “Según han denunciado gran parte de las personas expertas.”

 

Y nos aporta técnicas de redacción que evitan el sexismo en el lenguaje como es la Utilización de sustantivos genéricos (p.ej. persona) o colectivos (alumnado, funcionariado). Utilización de construcciones metonímicas. (La dirección, la presidencia, la abogacía). Utilización de perífrasis. P. ej.: “Los médicos”. “Las personas que ejercen la medicina, quienes ejercen la medicina”. Utilización de estructuras con “se” (impersonal o pasiva refleja). Utilización del imperativo, de formas no personales del verbo (infinitivo o gerundio). Utilización de determinantes sin marca de género (cada, cualquier, la totalidad de..., la mayoría de...) u omisión de determinante en el caso de sustantivos comunes para el género. (Los estudiantes deberán... Cada estudiante deberá...). Utilización de los relativos quien o quienes, en lugar de el que, los que, el cual, los cuales, aquel que, aquellos que. 

 

La Catedrática explica que los textos deben ser básicamente de fácil lectura, que nos permita una comprensión en la fluidez de natural comprensión y para ello indica que no se debe abusar de la estrategia de la mención de las formas masculina y femenina de los sustantivos. En el caso de que decida utilizar la doble forma, el orden de su utilización será indistinto, recomendando alternar el orden de precedencia del masculino o del femenino a lo largo del texto. Y cuando se opte por la doble utilización se evitará la doble concordancia de género en los artículos, sustantivos y adjetivos. Así, frente a “los veterinarios colegiados y las veterinarias colegiadas serán los y las que determinen...”, resultará más fluido “ Serán veterinarias y veterinarios colegiados quienes determinen...”. 

 

Recomienda además que en textos formales no se use la barra o arroba para designar masculinos y femeninos, dejando su uso para textos tipo reglamento o normativa, y la arroba para textos informales. 

 

También indica que la economía lingüística y las formas prescindibles nos permite eliminar los masculinos (artículos, sustantivos, pronombres...) de los que se pueda prescindir sin que pierda sentido el texto. Ejemplo, Para los tripulantes de los buques inscritos. Para tripulantes de busques inscritos

 

Sin duda una jornada de formación de altísimo nivel y que desde estas líneas quiero agradecer tanto al Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como a Dña Mercedes Bengoechea.. ,

 

 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress