Miércoles, 17 de octubre de 2018
Última actualización: Martes, 16 de octubre de 2018 22:16
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 21 de septiembre de 2018 | Leída 1266 veces

Sindicalismo y asociacionismo, dos realidades muy distintas

El periódico La Razón publica un artículo el día 20 de septiembre de 2018 firmado por A. Ortiz, secretario de Organización de JUPOL titulado: ¿Qué está pasando en el sindicalismo policial español?. https://www.larazon.es/espana/que-esta-pasando-en-el-sindicalismo-policial-espanol-CA19913463

 

El artículo se publica al hilo de la supuesta detención (desmentida por el sindicato en cuestión) de un dirigente de la UFP.

 

El artículo afirma que desde la Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que permitía el sindicalismo y el asociacionismo en ambos cuerpos (refiriéndose a Policía y Guardia Civil) los miembros de las ejecutivas, a cambio de favorecer sus demandas personales, han mantenido a los colectivos silenciosos para tranquilidad del Ministerio del Interior.  Cita textualmente entre esos favores, sueldos del sindicato, medallas, puestos en embajadas y ascensos.

 

Como Presidente de una Asociación Profesional de la Guardia Civil (ASESGC) me he sentido muy ofendido por el artículo que firma este compañero de la Policía Nacional.

 

Como Guardia Civil, antes de nada voy a dar mi opinión sobre JUCIL. Se trata de un nuevo actor que va a aportar nuevas ideas y fuerza al movimiento asociativo en la Guardia Civil, cuantos más guardias civiles crean en el asociacionismo para conseguir mejoras laborales y se involucren en su consecución mucho mejor. Falta hace os lo aseguro.

 

Desconozco los problemas de los sindicatos en la Policía Nacional y no sé si lo que usted dice es verdad o no, yo soy Guardia Civil. Por eso conozco perfectamente cómo funciona la Guardia Civil y su relación con las asociaciones profesionales. Aquí somos gente seria y honrada, ¿cómo puede usted afirmar que a los miembros de las ejecutivas de las asociaciones de la Guardia Civil se les asciende como un favor?, nuestros ascensos están perfectamente regulados en un Reglamento y o bien por antigüedad o por clasificación vas ascendiendo según unas estrictas normas. Eso o accedes a la promoción interna para el cambio de Escala mediante un concurso oposición, vamos como todo el mundo en la función pública. No sé en qué clase de Cuerpo trabaja usted, pero si esto es cierto debería denunciarlo de inmediato en el Juzgado.

 

A usted quería verle yo en una de esas embajadas que nos dan a los dirigentes de las asociaciones profesionales de la Guardia Civil; la embajada del Puesto de Bujalance, o la del Puesto Principal de Tarancón, o la de un pequeño puesto de Toledo con cuatro guardias,  o en un Destacamento de Tráfico del sur de España jugándose la vida a diario, o la embajada de una Unidad de Investigación haciendo más horas que un reloj … Ha faltado usted al respeto de mucha gente, gente honrada y trabajadora. Miente miserablemente, intenta confundir.  Jamás ningún dirigente asociativo de la Guardia Civil ha ido destinado a una embajada, mentira.

 

¿Sueldo del sindicato?, no sabe ni lo que dice. En ASESGC nadie cobra un duro solo se resarcen los gastos ocasionados previa justificación. No tenemos trabajadores, nos lo hacemos todo nosotros, hasta la gestión administrativa de la asociación. Hay muchos compañeros trabajando a destajo por nada, en nuestro caso por amor a una Escala y al Cuerpo de la Guardia Civil, porque creemos que se pueden cambiar las cosas y lo estamos consiguiendo. Y hemos conseguido objetivos profesionales siempre con educación y respeto.

 

En la Guardia Civil no hay liberados Señor Ortiz. En el 2015 mejoramos la bolsa de días asociativos para los representantes, antes de esa fecha ni le cuento. En el mejor de los casos, un par de personas, pueden llegar a disfrutar 15 días al mes, el resto un máximo de 10 pero la bolsa de horas atribuida no llega sino para dar 3 o 4 días al mes a cada representante. ¿Cree usted que eso es una liberación?, en la Guardia Civil hay que poner tiempo personal y mucho, pare dedicarse a esto.

 

Le voy a decir lo que puede sacar un representante asociativo en la Guardia Civil, un expediente disciplinario y un IPECGUCI negativo. Medallas dice, no sabe usted nada de la Guardia Civil. No nos meta a todos en el mismo saco.

 

¿Qué está pasando en el sindicalismo policial español?, pues ustedes los policías sabrán. En la Guardia Civil tenemos reconocidas asociaciones profesionales desde la Ley  11/2007 que es de octubre. Las primeras elecciones al Consejo de la Guardia Civil fueron en el año 2009, todavía no hace diez años.  La Ley Orgánica 2/86 trajo los sindicatos policiales pero no las asociaciones profesional.

 

Es lícito que ustedes quieran cambiar las cosas pero hágalo desde el respeto sólo así podrán construir algo sólido y duradero.

 

Por último, quiero mostrar públicamente mi reconocimiento y admiración por todos aquellos compañeros de la Guardia Civil que se dedican a labores asociativas sin recibir nada a cambio, que lo hacen con honestidad, solidaridad y generosidad y que muchas veces reciben solo las quejas y hasta las culpas de las situaciones injustas. Hay que ser muy fuerte y tener las ideas muy claras para hacer lo que estáis haciendo, mirar al frente y seguir trabajando para mejorar las condiciones profesionales de vuestros compañeros.

 

 

 

 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress