Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Última actualización: Domingo, 16 de diciembre de 2018 16:14
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 25 de mayo de 2018 | Leída 2278 veces

La Guardia Civil se pliega a la Constitución y permite residir a los jefes de unidad fuera de la localidad de destino

[Img #4824]

 

Con la publicación del Real Decreto 274/2018, de 11 de mayo, por el que se regula la residencia, desplazamientos y localización del personal de la Guardia Civil la residencia de los jefes de unidad ya no estará prohibida, simplemente deberán cumplir los requisitos establecidos en el artículo 3.2, entre los que se encuentran que pueda cumplir las obligaciones  profesionales de su puesto de trabajo, que la duración del desplazamiento no sea superior a una hora y media y que el domicilio se encuentre en territorio español. Estos requisitos se deben comprobar de oficio por el Jefe de la Zona una vez reciba la comunicación del interesado de que fija su residencia en localidad distinta a la de destino.

 

Se ha dado un vuelco a la situación de los jefes de unidad en cuanto a la fijación de su residencia fuera de la localidad de destino, pues pasan de tenerla absolutamente prohibida solo por el hecho de ser jefe de unidad y sin valorar otras circunstancias a estar en el régimen general acogidos a la simple comunicación de cambio de residencia, como todo el mundo.

 

Durante la tramitación en el Consejo de la norma (año 2016) y ante la intención de instaurar un régimen de autorización previa para los jefes de unidad, ASES advirtió que se estaba regulando un derecho fundamental recogido en el artículo 19 de la Constitución Española “Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional”,  y que las limitaciones al mismo debían estar recogidas en una Ley Orgánica (en este caso el artículo 21 de la LO 11/2007 de derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil), y la limitación establecida allí sólo habla de “asegurar el adecuado cumplimiento de sus obligaciones profesionales”.

 

Con este mismo argumento ASESGC venía manteniendo numerosos contenciosos contra resoluciones denegatorias de los jefes de zona de la Guardia Civil que impedían en derecho fundamental con éxito notable.

 

Se hace justicia y se elimina  uno de los estigmas más importantes que durante décadas han impedido a los jefes de unidad conciliar adecuadamente su vida laboral y familiar al no poder residir en localidad distinta a la del destino cuando el resto de los guardias civiles podía hacerlo.

 

Enlaces automáticos por temática
Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress