Miércoles, 17 de octubre de 2018
Última actualización: Martes, 16 de octubre de 2018 22:16
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 9 de mayo de 2018 | Leída 3936 veces
EQUIPOS DE ATESTADOS DE COMPAÑÍA

La falta de una correcta formación profesional amenaza la esencia del despliegue territorial de la Guardia Civil en pequeñas unidades

Esta protección desemboca en un axioma que no es otro que: “trabaja el que está trabajando y descansa el que está descansando” y que lleva a la obligación de la intervención de las patrullas de seguridad ciudadana en los distintos incidentes que surgen en su demarcación con la confección de diligencias y novedades a los distintos escalones de mando. Estas circunstancias han dejado al descubierto la carencia formativa que tienen bastantes guardias civiles en cuanto a la instrucción de diligencias cuando las mismas presentan la más mínima dificultad. La única solución que se les ha ocurrido en algunas comandancias es la perversión de las funciones del Comandante de Puesto como Jefe de Unidad, a través de la creación de esas figuras reflejadas al principio, justificando su implantación, en la mayoría de los casos, en el aseguramiento del descanso diario e incluso semanal de estos Suboficiales y en otras ocasiones con ideas tan rocambolescas como ser los coordinadores de todos los servicios de una Compañía, funciones que por otra parte, corresponde llevar a cabo a los Oficiales de la misma.

[Img #4819]

La problemática que viene suscitándose desde hace algún tiempo por el nombramiento por parte de algunos Oficiales de Compañía de la figura del Suboficial de Servicio, Suboficial Coordinador de Incidencias o cualquier otra denominación similar, con la anuencia de los Jefes de Comandancia, no ha hecho más que poner de manifiesto la falta de formación profesional y de personal que adolece la Guardia Civil.

 

 

La entrada en vigor de la Orden General número 11, dada en Madrid a 23 de diciembre de 2014, por la que se determinan los regímenes de prestación del servicio, y la jornada y horario del personal de la Guardia Civil, fue fundamental para la mejora de las condiciones laborales y familiares de los integrantes del Cuerpo, pero la apuesta también fue sin duda una llamada de atención al Gobierno por la merma de efectivos que se estaba llevando a cabo, debido en gran parte, a la crisis económica que sufríamos. El hecho de sacar adelante esta norma de gran calado, ha hecho que la Institución se vaya recolocando en muchos aspectos organizativos y se hayan visualizado ciertas disfunciones operativas que han hecho que avancemos en muchas ocasiones en la forma de establecer y desarrollar el trabajo diario que desempeñamos.

 

 

Por otro lado, esta norma implanta un valor absoluto en el respeto a los periodos de descanso, ya sea el descanso diario después de realizar los servicios correspondientes a la jornada laboral o bien el descanso semanal periódico y lo hace para todos los guardias civiles sin excepción. Para asegurar estos descansos establece diferentes mecanismos protectores a través del aplicativo SIGO, con el nombramiento de un sustituto remunerado para los Jefes de Unidad, la planificación de los descansos con la antelación suficiente y con la compensación económica por su modificación si fuera necesario.

 

           

Esta protección desemboca en un axioma que no es otro que: “trabaja el que está trabajando y descansa el que está descansando” y que lleva a la obligación de la intervención de las patrullas de seguridad ciudadana en los distintos incidentes que surgen en su demarcación con la confección de diligencias y novedades a los distintos escalones de mando. Estas circunstancias han dejado al descubierto la carencia formativa que tienen bastantes guardias civiles en cuanto a la instrucción de diligencias cuando las mismas presentan la más mínima dificultad. La única solución que se les ha ocurrido en algunas comandancias es la perversión de las funciones del Comandante de Puesto como Jefe de Unidad, a través de la creación de esas figuras reflejadas al principio, justificando su implantación, en la mayoría de los casos, en el aseguramiento del descanso diario e incluso semanal de estos Suboficiales y en otras ocasiones con ideas tan rocambolescas como ser los coordinadores de todos los servicios de una Compañía, funciones que por otra parte, corresponde llevar a cabo a los Oficiales de la misma.

 

 

Del estudio realizado por la Asociación de Suboficiales ASESGC, del total de Comandancias donde se está llevando a cabo estas funciones y que constituyen el 22% de las Unidades territoriales, según datos facilitados por el Teniente General Mando de Operaciones Territoriales (MOT), llegamos a la conclusión de que lo que se quiere, lo que se necesita actualmente en la Guardia Civil, es tener en las 24 horas personas capacitadas y correctamente formadas para llevar a cabo la instrucción de diligencias graves o de notoria importancia (VIOGEN, robos con violencia, desparecidos, etc.) y la trasmisión de novedades. Es por ello, que proponemos la creación de los “Equipos de Atestados de Compañía” cuya intervención sería en aquellas Unidades que por su escasez de personal no tuvieran oficina de atención al ciudadano, en horarios de cierre de acuartelamientos y como auxilio para las patrullas de seguridad ciudadana en aquellos casos en que la importancia y el volumen del incidente así lo requiera, todo ello bajo la dependencia directa del Capitán de Compañía.

 

 

Estamos seguros que la creación de estos equipos supone un avance y también un apoyo para seguir conservando el actual despliegue territorial y el respeto de los cometidos y funciones de los Comandantes de Puesto como Jefes de Unidad dentro de ese despliegue territorial diseminado en pequeñas unidades del que forma parte fundamental.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress