Miércoles, 17 de octubre de 2018
Última actualización: Martes, 16 de octubre de 2018 22:16
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 25 de abril de 2018 | Leída 10008 veces

Asociaciones generalistas reniegan del acuerdo con el Director General y sumen en la incertidumbre a 13.000 guardias civiles

Sorprendentemente y pese a haber asumido todas las asociaciones profesionales un acuerdo que se materializó en los compromisos del Director General de la Guardia Civil del día 2 de marzo de 2018, previo a la firma del acuerdo en el Ministerio del Interior el día 12 de marzo, AUGC y AEGC han encabezado una oposición frontal al mismo cambiando radicalmente de criterio y defendiendo un reparto lineal puro de la cantidad asignada a equiparación en 2018 para el Cuerpo de la Guardia Civil.

[Img #4817]

Segunda reunión de la Comisión Técnica de seguimiento del acuerdo de equiparación salarial en la Dirección General de la Guardia Civil.

 

Sorprendentemente y pese a haber asumido todas las asociaciones profesionales un acuerdo que se materializó en los compromisos del Director General de la Guardia Civil del día 2 de marzo de 2018, previo a la firma del acuerdo en el Ministerio del Interior el día 12 de marzo, AUGC y  AEGC han encabezado una oposición frontal al mismo cambiando radicalmente de criterio y defendiendo un reparto lineal puro de la cantidad asignada a equiparación en 2018 para el Cuerpo de la Guardia Civil.

 

En el compromiso del Director General, materializado en el comunicando e informando de la Dirección General de la Guardia Civil 1/2018, se establecían una serie de subidas adicionales del CES para determinados puestos de trabajo que eliminaban situaciones económicamente discriminatorias  y de “justicia retributiva” tal y como todas las asociaciones profesionales representativas de la Guardia Civil en Unidad de acción reconocimos en un comunicado tras la reunión de la primera Comisión Técnica del día 17 de abril, es decir hace una semana.

 

Al parecer, las asociaciones generalistas tienen ahora problemas para explicar a sus afiliados por qué un suboficial de una especialidad tiene que ver mejorado su CES de forma adicional, o porque a un comandante de puesto se le suben 90€ adicionales a la subida lineal para todos los guardias civiles, o porque a los brigadas se les equipara su CEG con el de los subtenientes. Cuestiones que tocan directamente la equiparación de mismos puestos de trabajo internamente o que pretenden retribuir el CES de los jefes para diferenciarlos de los miembros de la Escala Básica pues en muchos casos perciben exactamente el mismo y esto no se produce en ningún caso en el Cuerpo de Mossos dEsquadra donde un Sargent 3 cobra siempre más de complemento específico que un Mosso 3 o que un Caporal 3.

 

No obstante el desacuerdo inicial, existen espacios para el acuerdo. ASESGC no renuncia a realizar estos ajustes de “justicia retributiva” en lo que sí es flexible es en acometerlos de forma gradual y no el 100% el primer año. A esta postura se suma UO y APROGC.

 

Para las asociaciones generalistas se trata de una cuestión moral más que económica pues eliminar esas mejoras que suponen reconocer reivindicaciones históricas, como igualar el CES de protección y seguridad al de seguridad ciudadana, supone que cada guardia civil percibiría 15€ más al mes sólo durante el primer año del acuerdo pues estarían dispuestos a asumirlo en los restantes ejercicios presupuestarios. Sin embargo, justificarían antes sus bases que a los jefes no les subirán más que a ellos este primer año.

 

El meollo del problema está en la gestión de las expectativas generadas a los 13.000 compañeros de todas las escalas y empleos que se beneficiarían singularmente de estas mejoras de CES ya que desde el día 2 de marzo ven que se suceden las reuniones en la Secretaria de Estado y la Dirección General y que ninguna asociación expresó su oposición a estas medidas adicionales lo que genera desconfianza e incertidumbre.

 

Además, el reparto lineal a estas alturas cuando los PGE 2018 ya se encuentran en tramitación parlamentaria, genera un problema añadido pues la Guardia Civil gestiona dos líneas presupuestarias distintas, una del personal de la Agrupación de Tráfico y otra del resto del personal de la Guardia Civil que aparecen separadas en los PGE. De llegarse a un reparto lineal de la cantidad total, tráfico percibiría menos pues a la hora de consignar las cantidades presupuestarias en el proyecto de los PGE de 2018 para cada una de estas dos vías presupuestarias en relación al número de efectivos antes se detrajeron 18 millones de euros que costaban las mejoras de los CES.

 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress