Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 15 de junio de 2017 | Leída 1378 veces

Falta de empatía por parte de la Dirección General con el problema de las renuncias al ascenso, un grupo de trabajo forzado con líneas rojas y naranjas

El grupo de trabajo fue abierto a instancias de ASES y ante su insistencia en abordar urgentemente la elevadísima tasa de renuncias a la carrera profesional de por vida de los sargentos primeros y subtenientes para ascender al empleo de brigada y suboficial mayor. Creemos que en este asunto de personal no se puede mirar para otro lado y esperar que pase el tiempo.

[Img #4684]

 

Primera reunión del grupo de trabajo que estudia las renuncias al ascenso a brigada dentro de la Escala de Suboficiales como problema específico.

 

El grupo de trabajo fue abierto a instancias de ASES y ante su insistencia en abordar urgentemente la elevadísima tasa de renuncias a la carrera profesional de por vida de los sargentos primeros y subtenientes para ascender al empleo de brigada y suboficial mayor. Creemos que en este asunto de personal no se puede mirar para otro lado y esperar que pase el tiempo.

 

Aunque llega tarde, pues hubiera sido mucho mejor tener evaluadas las causas y fijada una solución cuando se establecieron las plantillas para los próximos cuatro años, damos la bienvenida a este grupo de trabajo en el que tenemos puestas muchas esperanzas e ilusiones.

 

En esta primera reunión se han abordado datos de situación que ayuden a analizar y llegar a establecer un diagnóstico.

 

Con los datos aportados por la Subdirección General de Personal, sabemos que en ciclo 2017/2018 hubo 780 renuncias al ascenso a brigada.

 

La edad media de los renunciantes es de 50 años, con 8 años de antigüedad en el empleo y destinado en seguridad ciudadana 34%, Tráfico 15%, Policía Judicial 10%, PLM 9%, Marítimo 6% y Fiscal 5% y el resto ya con porcentajes mucho menores.

 

El 42% estaba en destinos de mando (según productividad EFM), el 28% en especialidades y el 30% en apoyo al mando. Según su localización, el 62% están destinados en una capital.

 

Sobre los datos aportados creemos que son escasos y hemos solicitado que se obtengan los mismos en sentido inverso, es decir, quienes han ascendido a brigada donde estaban destinados, su edad media, su destino, si eran mandos o no, su especialidad,  localización, etc. y por otra parte queremos conocer el catálogo de puestos de trabajo de brigadas y subteniente, dónde los tenemos y qué tipo de destino tienen.

 

También nos hemos ofrecido a realizar una encuesta entre los suboficiales de ASES para saber cómo piensan pero la Dirección General ha recogido el testigo y van a pensar en hacerla desde Madrid. No obstante, y cuando se conozca más sobre propuestas concretas y su viabilidad ASES elaborara la suya propia además de realizar jornadas por toda España abiertas a todos los suboficiales interesados en dar su opinión sobre las distintas propuestas.

 

Por nuestra parte, en esta primera aproximación, hemos apuntado algunas de las causas de las renuncias que pasan por una carrera profesional lenta que genera una edad alta de media como hemos visto, puestos de trabajo sin ningún atractivo ni incentivo profesional y diferencias en las retribuciones mínimas entre un sargento 1º y un brigada.

 

En la búsqueda de la solución, la Subdirección General de Personal ha dicho claramente que hay líneas rojas y naranjas, como la económica u otras derivadas de la estructura de la Guardia Civil. Lo de siempre, cuanto menos toquemos mejor pero en este tema hay que ser práctico pero también valiente. Escudarse en nuestra estructura organizativa es muy socorrido pero no aporta nada, todo se puede cambiar.

 

A partir de ahora, hay que hacer aportaciones concretas sobre posibles soluciones para estudiar en grupos de trabajo venideros ya para después del verano. ASES planteara sus opciones, serias, coherentes y sobre todo posibles, escuchando a todos los suboficiales.

 

Como decíamos al principio, tenemos muchas ilusiones puestas en este grupo de trabajo porque creemos que se pueden reducir las renuncias al ascenso, eliminarlas totalmente seguramente no, pero vamos a trabajar para dar la oportunidad a quienes quieran ascender que lo hagan en condiciones dignas. Por su parte, la Subdirección General de Personal está en la obligación de poner en marcha políticas activas para reducir los terribles efectos de las renuncias que generan una bolsa de suboficiales insatisfechos que en nada benefician a la Institución. Y en este sentido, para abordar el grave problema de las renuncias con garantías, primero es necesario reconocerlo y vemos que falta cierta empatía por parte de la Subdirección General de Personal que busca más excusas que soluciones.  

 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress