Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 30 de mayo de 2017 | Leída 2930 veces
CONDENADO UN GUARDIA CIVIL POR INSULTO A SUPERIOR

ASES manifiesta su apoyo al Sargento de Tráfico de Verín que actuó contra un guardia civil por insultos y amenazas graves en un partido de fútbol sala

[Img #4670]

A raíz de diversas informaciones publicadas en medios de comunicación social sobre un guardia civil que ha sido juzgado y condenado a cuatro meses de prisión por el Juzgado Togado Militar de A Coruña por proferir insultos contra el Sargento de su misma Unidad de destino durante el transcurso de un partido de fútbol sala en la localidad de Verín (Ourense),  ASESGC quiere manifestar su total apoyo al suboficial que inició el parte disciplinario contra el guardia civil que posteriormente resulto sancionado disciplinariamente con 5 días de sueldo por los graves hechos que este suboficial puso en conocimiento de sus superiores.

 

El sargento en ningún momento insta la vía penal contra el guardia civil a pesar de que tenía motivos más que suficientes para ello dada la gravedad de los insultos y las amenazas vertidas en reiteradas ocasiones de forma inequívoca hacia él. De hecho, el guardia civil no llegó siquiera a recurrir la sanción impuesta en vía interna.

 

Posteriormente a esta sanción disciplinaria, el propio Guardia Civil es quien denuncia en el Juzgado Togado Militar a dos testigos que depusieron contra él en el expediente disciplinario interno con el ánimo de que se le imputara un delito militar a ambos. Es decir, que fue él quien acudió a la Jurisdicción Militar pidiendo la investigación de un supuesto delito militar acusando a dos compañeros de mentir por haber declarado en contra de sus intereses exculpatorios.

 

En el transcurso de esa investigación en el Juzgado Militar, abierta a consecuencia de la denuncia del guardia civil, aparecen nuevas pruebas documentales que acreditan que los testigos dijeron la verdad. Por este motivo, el Juzgado Militar al que había acudido motu proprio el guardia civil, decide imputar un delito militar de insulto a superior a la vista de estas nuevas pruebas documentales resultando condenado a cuatro meses de prisión.

 

Estas pruebas documentales fueron aportadas al Juzgado Militar dada la gravedad de las imputaciones sobre la falsedad de los testigos que evidenciaba una trama para sancionar al guardia civil que pretende aparecer como víctima de la Justicia Militar. Nada más lejos de la realidad según ha quedado patente con esas nuevas pruebas que dieron origen a la imputación, juicio y posterior condena por insulto a superior.

 

Resulta sorprendente que un guardia civil que acude a un Juzgado Militar para acusar a dos compañeros guardias civiles de un delito ahora se lamente de que la Justicia Militar se le aplique a él con los mismos argumentos.

 

Igualmente, ASESGC quiere manifestar que este no es el primer caso en que un guardia civil resulta gravemente dañado en sus intereses por los malos consejos de quienes deberían representarles y defenderles de una forma más eficaz y no pretender ser tan dañinos con los propios compañeros.

 

En ASESGC no estamos de acuerdo en que se aplique la Justicia Militar a los guardias civiles pero actualmente es una jurisdicción competente y si debemos comparecer ante ella como denunciados tenemos la obligación de defendernos.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress