Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 3 de mayo de 2017 | Leída 4691 veces

El Ministerio de la vergüenza, corbata verde y sueldo azul

[Img #4663]

Sorprendentes las declaraciones del Director General de la Guardia Civil en la Comisión de Interior del Congreso al afirmar que para subir el sueldo a la Guardia Civil hay que alcanzar un Pacto de Estado. Giro lingüístico empleado para dar a entender la dificultad de la tarea.

 

Sorprendentes porque el Pleno del Congreso de los Diputados votó prácticamente por unanimidad esta equiparación salarial de la Guardia Civil con la Policía Nacional hace escasos meses y dio un mandato en este sentido al Ministro del Interior. Y lo hizo justo el día de los enamorados, paradojas del destino.

 

¿Por qué entonces ahora el Director General pide un pacto de tamaña magnitud?. La cuestión es evidente: por las presiones que los sindicatos del Cuerpo de la Policía Nacional están ejerciendo sobre los diferentes grupos parlamentarios y Ministerio del Interior. Nadie se atreve a enfrentarse a ellos. Ni la vieja ni la nueva política, poca oposición a manidos postulados.

 

En España hay dos velocidades a la hora de retribuir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, unos cobran más que otros por el mismo trabajo sin ninguna justificación y sin que los políticos se atrevan a hacer nada por solucionarlo.

 

Pero no solo eso, los derechos de jornada de trabajo de unos y otros tampoco son los mismos como tampoco lo son los Presupuestos Generales del Estado en productividad y acción social por citar dos aunque hay más. 

 

Vean ustedes un ejemplo muy claro de esta vergonzante desigualdad de trato y por dónde van los tiros: el Ministro del Interior se reúne con los sindicatos de Policía y lo tuitea. Sin embargo, dice por escrito que no recibe a asociaciones profesionales representativas de la Guardia Civil como ASESGC y UO a pesar de haberlo solicitado formalmente. Esta es la clave.

 

No basta para solidarizarse con la Guardia Civil ponerse una corbata verde en los actos oficiales o hacer una declaración rimbombante en un discurso o reconocer el trabajo y sacrificio diario de los guardias civiles, se les debería de caer la cara de vergüenza por mantener esta discriminación e incluso justificarla llegado el caso.

 

Los guardias civiles quieren hechos y ustedes Señor Ministro del Interior y Señor Director General de la Guardia Civil cada vez que le den la mano a uno de ellos o los miren a los ojos sientan el calor y vean a una persona que se siente engañada y no comprende que su salario sea menor sólo por el color del uniforme que viste y que ustedes les prometieron que lo solucionarían.

 

Quizás nadie, fuera de algunas asociaciones profesionales, defienda con intensidad esta equiparación salarial porque se siente muy cómodo con su enorme presupuesto de representación, con su sueldo azul a pesar de llevar uniforme verde, con su coche oficial  y con un gran y lujoso pabellón adjudicado, amueblado y ocupado.

 

Nuestro Ministro, Secretario de Estado y Director General seguirán luciendo sus corbatas verdes en los actos oficiales pero sus sueldos, esta vez sí, serán azules. Total, yo cuando llegue esto ya estaba así.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress