Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 16 de noviembre de 2016 | Leída 860 veces
PROYECTO POLITICIO PARA LA MODERNIZACION DE LA GUARDIA CIVIL

PP, PSOE, Cs y Podemos: buenas intenciones y mejoras inciertas para la Guardia Civil

[Img #4557]

J. ARIAS BORQUE – Libertad digital

Los cuatro grandes partidos y el futuro de la Guardia Civil. La Residencia Militar El Quijote, en Madrid, ha sido el escenario durante el jueves y este viernes de la mesa de debate ‘Un proyecto político para la modernización de la Guardia Civil’, en el que representantes de PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos han expuesto a los agentes y mandos de este cuerpo cuál es su proyecto de futuro para una institución que es una parte fundamental de España desde hace 172 años.

 

Organizado por la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) y la Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil (ASES-GC), las dos mismas asociaciones profesionales que protagonizaron hace apenas unos meses el híto histórico de celebrar el primer debate político sobre la institución durante una campaña electoral, contó con la asistencia de aproximadamente un centenar de agentes, que pudieron preguntar cuanto quisieron a los responsables de los partidos.

 

La equiparación salarial fue uno de los temas estrella. No en vano, algunas asociaciones profesionales del cuerpo, entre ellas las dos organizadores, crearon hace unos meses la plataforma #Nsmenos para exigir que los agentes del Instituto Armado –el cuerpo policial peor pagado de España– se puedan equiparar económicamente, como mínimo, al otro cuerpo de seguridad dependiente del Estado, la Policía Nacional.

 

Los responsables de los cuatro partidos se mostraron partidarios de aumentar el sueldo de la Benemérita. El portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso, José Alberto Martín-Toledano, dijo que "la equiparación con la Policía Nacional es básica, aunque con los Mossos d´Esquadra es imposible" y se comprometió a tratar de convencer al Ministerio de Hacienda para que inicie esa equiparación aunque sea poco a poco.

 

En parecidos términos se expresó el portavoz de Interior de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, quien aseguró que "hay que corregir esas diferencias" salariales aunque recordó que "las limitaciones presupuestarias están ahí". La dirigente del PSOE y vicepresidenta de la Comisión de Interior del Congreso, Ana Botella, apoyo el inicio de la equiparación salarial y planteó que se estaría en buen momento puesto que el PP "dice que hay mejoría económica".

 

Todos se mostraron también partidarios de comenzar a invertir en la Guardia Civil. "Hay que ir recuperando plantilla. Hay que convencer a Hacienda de que en las tasas de reposición en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad son prioritarias. Hay que intentar aplicar, incluso, una tasa superior a la que corresponde", dijo Martín Toledano, que también abogó por modernizar infraestructuras y cuarteles y por dotar al Instituto Armado de nuevos medios tecnológicos.

 

Botella dijo que en el PSOE son conscientes de las "condiciones precarias que tienen los agentes para prestar servicio" y aseguró que "no se puede recurrir permanentemente al esfuerzo personal y a la disciplina". "Todo tiene un límite", sentenció.

 

Diferencias de opinión importantes hubo sobre la posibilidad de que existan sindicatos en el cuerpo, algo que no permite la legislación española y que fue rechazado de forma tajando por el Tribunal Supremo el pasado verano. El único partidario abiertamente de ello fue Juan Antonio Delgado, el diputado de Unidos Podemos que ha abandonado temporalmente su profesión de guardia civil para entrar en política, y que dijo que "se puede ser militar y tener sindicatos".

 

"En Alemania, las Fuerzas Armadas tienen sindicatos. Hay que equiparar derechos de los guardias civiles con el resto de ciudadanos", añadió. "Tenéis que luchar por vuestros derechos como los gerdarmes franceses", les dijo a los agentes presentes, en alusión a las movilizaciones que han llevado en las últimas décadas los miembros de la Gendarmería francesa, a los que se ha reconocido recientemente el derecho de sindicación.

 

En contra se mostraron PP y PSOE. "No comparto la desaparición de la Guardia Civil, comparto su modernización", dijo Martín-Toledano. "No compro el discurso de que el guardia civil es un trabajador como cualquier otro, tiene los derechos limitados por su naturaleza militar. La sindicación es incompatible con esa naturaleza militar. De hacerlo, la Guardia Civil la perdería y habría dos cuerpos civiles. Estaríamos hablando de un nuevo modelo policial", explicó Botella.

 

Discrepancias entre Podemos y los otros tres partidos también hubo en la aplicación del Código Penal Militar a los agentes de la Guardia Civil. Mientras Delgado abogó por que "no se aplique nunca el código penal militar" a los agentes del Instituto Armado, los representantes de los otros partidos apostó porque sólo se haga en ocasiones muy especiales, como cuando son desplegados en las misiones en el exterior.

 

Los cuatro partidos se mostraron partidarios de reformular y racionalizar el despligue territorial de la Guardia Civil. "No entiendo cómo puede haber puestos con dos o tres guardias civiles. Hay que explicar a los alcaldes que no es un drama cerrarlos. El modelo policial debe tender a concentrar los puestos porque es más efectivo y más económico", dijo Gutiérrez. "Hay que cerrar los puestos pequeños porque no son operativos", coincidió Delgado.

 

Martín-Toledano habló de "racionalizar" el despliegue. "Hay que realizar una labor didáctica. Tratar el tema en la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) -donde se encuentran todos los alcaldes- y explicar que las zonas rurales no van a quedar desprotegidas. Habría que avanzar también en que las policías locales puedan realizar labores de policía judicial en según que casos", prosiguió.

 

Por último, y fruto de las preguntas de los guardias civiles asistentes, las cuatro formaciones políticas se comprometieron a trabajar para mejorar y modernizar el Instituto Armado dejando a un lado las posibles rivalidades parlamentarias, de modo que éstas no afecten a la aprobación de medidas que vayan en beneficio de todos los agentes.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress