Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Última actualización: Domingo, 16 de diciembre de 2018 16:14
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 9 de junio de 2016 | Leída 4355 veces
ACCESO A ESCALA BÁSICA DE CABOS Y GUARDIAS

La Guardia Civil busca aspirantes con más bajo nivel educativo que la Policía Nacional

[Img #4471]

 

Las asociaciones profesionales seguimos siendo testigos de una ausencia absoluta de compromiso con la mejora de la Guardia Civil.  Una mejora que comienza de forma obvia, por la selección de la escala primordial, tal como define a la Escala de Cabos y Guardias, la vigente la Ley de Régimen del Personal de la Guardia Civil. 

 

Y todo ello, pese a que los distintos textos de las normas que habrán de dar basamento para el futuro de la Guardia Civil, dan alguna muestra de avance, unos, y otros, aquellos donde plasmar en la práctica el avance prometido, se quedan en un estadio completamente alejado de los avances pretendidos.

 

Sirva como  ejemplo el texto esencial para comprender todo el sistema de enseñanza en la Guardia Civil, el Proyecto de Orden PRE por la que se aprueban las normas por las que han de regirse los procesos de selección para el ingreso en los centros docentes de formación para la incorporación a la escala de cabos y guardias de la Guardia Civil.

 

¡La Guardia Civil asume que para ser Policía hay que ser más inteligente, pero que para ser guardia civil se puede ser algo vago y menos inteligente, que no hay ningún problema!.

 

¿Una crítica sin sentido?

 

Nunca. Para hacernos una idea, hay que comentar un dato histórico, la Guardia Civil en su fundación intentó que la totalidad de sus miembros, poseyera un nivel de formación, superior al de la inmensa mayoría de la población española.  Se exigía saber leer y escribir, cuando el nivel de analfabetismo era superior al 80 por ciento de la población.  Algo que ahora parece obvio, entonces se tornó en un deseado y anhelado objetivo, el de poseer un Cuerpo a la altura de las circunstancias.

 

Hoy, por el contrario, para el acceso a la escala de cabos y guardias de la Guardia Civil, solo es necesaria la posesión de la titulación que acredita haber superado la ESO (Educación Secundaria Obligatoria).  ¿Tiene esto alguna semejanza con lo expuesto en el párrafo anterior?  Claramente ninguna.   No puede por tanto, entenderse suficiente dicho nivel académico, debiendo cuando menos, exigir que quienes pretendan ser guardias civiles, hayan cursado alguno de los estudios postsecundarios no obligatorios, como muestra de esfuerzo personal, y también, como forma de enriquecer el que será elemento primordial para la consecución de los objetivos de seguridad pública confiados a la Guardia Civil.

 

¡La Guardia Civil no cree necesario que los jóvenes tras la ESO deban seguir estudiando, mientras la Policía Nacional exige que los jóvenes españoles se continúen esforzando y aporten el título de Bachiller!

 

¿Es la opción de la Administración la única posible para dar cumplimiento a la Ley de Personal?

 

Por supuesto que no, y a tal efecto, ASESGC propone con la misma determinación que lo hacen otras asociaciones que, la enseñanza en la Guardia Civil, sea un sistema integrado en el sistema educativo general, y que tome como referencia inicial, el primero de los estudios secundarios postobligatorios, tal y como se refiere en el artículo 29.4 de la Ley 29/2014, de Régimen del Personal de la Guardia Civil, al referir, para la Escala de Cabos y Guardias, los estudios de ciclo formativo de grado medio de formación profesional.

 

¡La Guardia Civil no cree necesario que los jóvenes españoles deban continuar estudios más allá de la ESO para poder ser guardias civiles!

 

¿Qué pretende ASESGC para los procesos de selección para el ingreso en los centros docentes de formación para la incorporación a la escala de cabos y guardias de la Guardia Civil?

 

ASESGC pretende que la formación del Guardia Civil, tome como referencia inicial el nivel de la formación profesional de Grado Medio, para consumar con la enseñanza de formación, y los plazos de experiencia profesional que se determinen, que ésta se corresponda con el nivel de Técnico Superior de Formación Profesional del Sistema Educativo Español.

 

ASESGC quiere que, de forma nominal, en la norma dedicada al efecto, se dé cumplimiento al unísono a dos normas de distinto calado, pero interrelacionadas a efectos prácticos.  Una de ellas, la Ley de Régimen de Personal, la cual establece que para participar en los procesos selectivos para la escala de cabos y guardias, hay que encontrarse en posesión de los requisitos que permiten cursar estudios de ciclo formativo de grado medio de Formación Profesional.  La otra, el RDL del Estatuto Básico del Empleado Público, que establece que, para la integración en el grupo retributivo C, subgrupo C1, hay que encontrarse en posesión de los títulos de Bachiller o Técnico.

 

Así, y a fin de que la formación del Guardia Civil, las unidades de competencia que compongan  la misma, se correspondan con el nivel III de las cualificaciones profesionales, ASESGC defiende que el punto de partida sea el nivel de Técnico del sistema educativo español, dado que a diferencia de la Policía Nacional, no se ha optado por el título de bachiller, en su calidad de estudios secundarios postobligatorios, como nivel de acceso a su Escala Básica.

 

¡La Guardia Civil solo diseña un plan de estudios con nivel de Grado Universitario oficial para sus oficiales, mientras la Policía Nacional lo diseña desde que ingresan como alumnos de la Escuela Nacional de Policía!

 

¿Cómo se defiende la mejor formación de los guardias civiles, en el marco de la Ley de Personal?

 

ASESGC denuncia las evidencias de un paralelismo innecesariamente pretendido con la ordenación de la enseñanza en las Fuerzas Armadas, pues pese a no ponerse en duda el carácter militar de la Guardia Civil, aquel sistema de ordenación, no contempla la enseñanza correspondiente a las funciones de Cuerpo de Seguridad, inherentes a la razón de existir del Cuerpo, comparando los niveles de desempeño y de cualificación propios de los guardias civiles, a los de las distintas escalas de las Fuerzas Armadas.   Craso error, damas y caballeros.

 

Se contesta la manida correlación de la Escala de Cabos y Guardias con las escalas de Tropa y Marinería de las FAS, exponiendo que la formación de los segundos, de nivel de Técnico del sistema educativo general, lo es en virtud a una cualificación profesional de nivel II, al igual que la cursada por vigilantes de seguridad, guardas rurales y  escoltas.   Dichos profesionales, muy dignos por otra parte, representan sin duda un estadio superado por la función policial pública.

 

ASESGC defiende que se reconozca que las funciones características del Servicio propio de la Guardia Civil, como Cuerpo de Seguridad, se corresponden en su inmensa mayoría, con  cualificaciones profesionales de nivel III, y que dichas  cualificaciones deben conformar de forma general, la enseñanza de formación para la incorporación a la escala de cabos y guardias del Cuerpo de la Guardia Civil.

 

Por otra parte, para reforzar esta necesidad, sirva como la propia Ley 29/2014, de Régimen de Personal de la Guardia Civil, en su artículo 71,  reconoce a los Cabos de la Guardia Civil, el nivel de cualificación del Técnico Superior del sistema educativo general.  Por tanto, si ya se efectúa para unos miembros en concreto de la escala, con posterioridad al acceso a la misma, es perfectamente factible, con la lógica y necesaria exigencia de determinados requisitos académicos y de experiencia profesional, que todos los guardias civiles puedan conseguir dicho nivel de cualificación profesional y su reconocimiento académico.  En definitiva, se reitera la necesidad de conseguir para todos los integrantes de la Escala de Cabos y Guardias, una equivalencia al título de Técnico Superior de formación profesional, a efectos académicos y de acceso directo a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

 

 ASESGC no pretende vulnerar la norma ni adulterar su espíritu, más bien al contrario, lo que se pretende es aprovechar al máximo, todo lo que en un sentido u otro, distingue a nuestra Ley de Personal de aquella de la Carrera Militar, para vindicar a los guardias civiles como militares que desarrollan funciones profesionales, en un ámbito distinto al del resto de militares de carrera, el de Cuerpo de Seguridad.  

 

Es nuestra dualidad, nuestra condición mixta de militares y Fuerza de Seguridad, la que condiciona definitivamente el desempeño profesional genérico de los guardias civiles, por lo que debe ser bajo ese prisma, sobre el que ha de observarse la particular situación de cada categoría o escala.

 

ASESGC defiende la consecución del nivel MECES 1 Técnico Superior, para los integrantes de la Escala de Cabos y Guardias, del nivel MECES 2 Grado, para los integrantes de la Escala de Suboficiales y, el nivel MECES 3 Máster, para los integrantes de la Escala de Oficiales, con independencia de la modalidad de ingreso por la que se acceda a ésta.    Siendo el objetivo final, que la enseñanza de formación de todos los guardias civiles, forme mejores garantes de los derechos y libertades que deben disfrutar todos nuestros conciudadanos.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress