Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iustitia
Domingo, 27 de diciembre de 2015 | Leída 626 veces
ASES JURÍDICO

La Subdirección de Personal estima el tercer tramo de la productividad estructural ESO5 a un sargento de ASES que le fuera desconocida

Contundencia en ASES al afirmar que las funciones que realiza el suboficial son eminentemente de mando, directivas a su nivel (reza la recién aprobada Ley de Personal) y, en mucha menor medida, ejecutivas, y por tanto deben ser correspondidas con una retribución respetuosa con su empleo y responsabilidad, ya sea en CES, ya sea en concepto de Productividad

[Img #4329]

La Orden de productividad, con muy poco margen de maniobra a las asociaciones, llegó a alcanzar un aceptable nivel de reconocimiento para la Escala de Suboficiales, ya sobradamente castigada en el precedente de 2006. Aún con todo éstos, los suboficiales, quedan a mucha distancia de serles reconocido cuanto en realidad merecen, al poner sobre la mesa el nivel de carga resistido y los escasos recursos a su disposición, sin contar, además, el escaso tiempo que puede dedicar a su autoformación, pues de otro lado, ni llega ni se la espera.

 

Las copiosas esperanzas depositadas en la ansiada Orden General, quedaron truncadas en un buen porcentaje de suboficiales al comprobar que su puesto de trabajo, lectura tras lectura, no aparecía entre los perceptores de estructural. ¡Gloriosa decepción!, ¡jarrón de agua fría! al sentir como la función que en no pocos supuestos llega a registrar dilatados años de dedicación y que diariamente ejercen profesionales que optaron por ser mandos, conscientes de la responsabilidad inherente a su nuevo empleo; a ojos de la Superioridad no merecen distinción con la Escala de Cabos y Guardias, ni en cuanto al complemento específico singular (CES) que será el mismo, ni tampoco se llegue a notar diferencia al no ser encuadrados en modalidad alguna de productividad estructural. Corolario de ello se impone la confusión de empleos y retribuciones y, sin embargo, no así la responsabilidad que han de asumir dada la labor de mandos que ostentan.

 

Pese a ello, la contundencia de ASES al afirmar que las funciones que realiza el suboficial son eminentemente de mando; directivas a su nivel -reza la reciente Ley de Personal- y, en mucha menor medida, ejecutivas; y por tanto deben ser correspondidas con una retribución respetuosa con su empleo y mayor responsabilidad, ya sea en CES, ya sea en concepto de Productividad.

 

Fruto del perseverante trabajo de esta asociación, poco a poco, con cuentagotas cabría apuntar, están siendo reconocidas las percepciones mínimas en productividad a determinados grupos de suboficiales, y como ejemplo significar la estrenada determinación del jefe de la Agrupación de Tráfico anunciando que los suboficiales segundos jefes de destacamento percibirán 6 veces al año la productividad ERG5 al aumentar al 50% su porcentaje de cobertura.

 

A un nivel más específico, objeto del presente artículo, será el reconocimiento del tercer tramo correspondiente a la propuesta de un determinado mes (2015) de la productividad estructural ESO5, al sargento asistido por ASES y destinado en el Grupo de Reserva y Seguridad. En esta ocasión, no precisó llegar a los tribunales, pues desde la Subdirección General de Personal, tras considerar oportunamente las circunstancias expuestas en la solicitud, y a la que se adhieren necesariamente informes favorables tanto de la JUER como de la ARS, salió propuesta estimatoria en pro de los intereses retributivos demandados por el suboficial.

 

Una vez más, de ASES parte la glosa lógica y razonable de una de las reglas más sensibles del acervo normativo interno del Cuerpo por el sugerente despropósito que en ocasiones acuña. Ante motivaciones desatinadas, solo cabe advertir que “con las retribuciones no se juega”. Conviene recordar que “el tercer tramo de la Estructural retribuye el especial interés e iniciativa, según valoración del mando que formula la propuesta, que podrá determinar motivadamente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 20, la no percepción de la cuantía asignada a dicho tramo…”.

 

“El enemigo sólo empieza a ser temible cuando comienza a tener razón”

 

SERVICIO JURÍDICO DE ASES-GC

Letrada Dª. Sara Isabel Jiménez Alonso

Correo electrónico: juridico@asesgc.com   

Enlaces automáticos por temática
Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress