Sábado, 23 de junio de 2018
Última actualización: Miércoles, 13 de junio de 2018 22:10
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 9 de julio de 2014 | Leída 718 veces

#luchandoporunaescaladigna

La defensa de determinados aspectos de la Ley de personal por parte de muchos de los oficiales de la Guardia Civil de Unión de Ofciales ha inundado las redes sociales. Bajo el hashtag #LeyGC están intentando llegar al mayor público objetivo posible; está bien, son gente que está al día que sabe que lo que no aparece enredes sociales no tiene la divulgación necesaria.

Hablan de muchos objetivos, de solidaridad, de unidad ante una causa común, de injusticias y de discriminación. Sin embargo, toda esta esa solidaridad y empatía, sorprendentemente se diluye cuando se trata de hablar de cualquier cosa que no sea SU problema, un problema, que si bien afecta a muchos colectivos parece tener solo una perspectiva y solución, la suya.

Pues bien, yo soy suboficial de la Guardia Civil, digo más, yo soy un orgullo Sargento Comandante de Puesto de la Guardia Civil, un cargo que ya forma parte de este país. Y s comparto preocupación por lo que puedo llegar a ser más me preocupa lo que soy ahora. 

#luchandoporunaescaladigna no es solo un hashtag buscando ser trending topic. Es una lucha contra aquellos que piensan que ser suboficial es solo la transición de un Guardia Civil que quiere llegar a oficial.
No nos pidan Unidad cuando son los primeros en guardar las distancias; no nos pidan un frente común cuando nuestro día a día es un continuo enfrentamiento; no nos pidan que luchemos por solucionar sus problemas cuando el día a día de muchos suboficiales se ha convertido en un problema por muchos oficiales que, lejos de valorarlos como los suboficiales que son se ven abocados a una carrera de fondo en la que para ser un buen mando lo único importante es hacer tardes, noches y estar al frente del mayor número de dispositivos operativos posibles.


En definitiva por extraño que les parezca, hoy en la Guardia Civil hay más problemas de los que en cada momento les afectan. Es más aunque les parezca todavía más extraño aun, hay vida más allá de sus ombligos.

1 Comentario
Fecha: Miércoles, 9 de julio de 2014 a las 17:36
Sí señor, una verdad como una catedral. Suscribo totalmente todo lo expuesto.

En la lucha que está ejerciendo actualmente la UO en los distintos medios de comunicación, repiten una y otra vez sin ningún tipo de reparo: .... en la Guardia Civil existen 2.000 MANDOS de promoción interna .... (me imagino que a más de uno le suena esta frase). Al señor Presidente de esta asociación quizás habría que recordarle que mandos no son solo ellos.

Es sólo un detalle, pero que resume mucho el mensaje contenido en el presente artículo.

Saludos.

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress