Martes, 20 de noviembre de 2018
Última actualización: Jueves, 25 de octubre de 2018 16:51
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 8 de mayo de 2014 | Leída 6339 veces

La Guardia Civil finiquita la promoción interna y condena a los suboficiales

Artículo publicado en febrero de 2010 

con ocasión del proyecto de Ley de Personal de la Guardia Civil

 

El nuevo sistema de cambio de escala permite a cabos y guardias saltarse la Escala de Suboficiales para el acceso a la de oficiales.

 

¿De qué sirve ser suboficial, qué valor tiene?, es la pregunta que se hacen miles de suboficiales de la Guardia Civil al constatar que en el proyecto de reforma de la Ley de Personal se permite a los miembros de la Escala Básica, con reserva propia de plazas, presentarse a la escala de oficiales.

 

El sistema que se pretende implantar es inédito en la legislación española. Tanto el Reglamento de Ingreso y Promoción de las Fuerzas Armadas, reformado en 2008 cuando ya estaba vigente la Ley de la Carrera Militar de 2007, como el Estatuto Básico del Empleado Público del mismo año, siguen el modelo tradicional de promoción interna caracterizado por el acceso a la escala o subgrupo inmediatamente superior.

 

Esta reserva de plazas a todos los empleos de la Escala Básica y la que se quedará el ingreso directo, dejan sin válvula de escape a miles de suboficiales que veían en el ascenso a oficial la única salida a una escala trampa caracterizada por la  responsabilidad y plena dedicación sin retribución.   Tampoco en el proyecto de Ley se da una solución a las renuncias al ascenso que alcanzan el 60% y van en aumento.

 

La única concesión a los suboficiales en el proyecto de Ley es considerarlos como “el eslabón fundamental en la estructura del Cuerpo”, una definición que debería causar sonrojo y que anuncia un satírico epitafio.

 

La Guardia Civil ya utilizó una argucia similar en el año 1999 cuando permitió el acceso a la escala de suboficiales a todos los empleos de la Escala Básica, lo cual hizo perder al empleo de cabo su identidad convirtiéndolo en una caricatura, arrastrando, desde entonces, unos procesos selectivos pobres y sin aspirantes. Mucho nos tememos que ese será el destino de la Escala de Suboficiales. Recomendamos que se abra el acceso directo a esta categoría, ¿quién va a querer pertenecer a una Escala en este desolador contexto?. 

 

Los suboficiales de la Guardia Civil están indignados, de mantenerse estas modificaciones en el proyecto de Ley de Personal ASESGC comenzara una campaña de protestas mediante la instalación de papeleras en las comandancias donde los suboficiales puedan arrojar sus galones como forma simbólica de la renuncia a pertenecer a una escala condenada al ostracismo.

 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress