Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 18 de agosto de 2013 | Leída 1357 veces

La Guardia Civil federalista

Tras las últimas normas que reconocen a los comandantes de puesto y jefes de área de PPL autonomía funcional y el 100% de productividad estructural hemos podido constatar que estas se están incumpliendo sistemáticamente en la mayor parte de las comandancias de España. Podemos hablar de una insurrección federalista. Ello pese a nuestras continuas quejas en Madrid sin que hasta el momento se haya puesto fin a los incumplimientos y ni siquiera nos hayan contestado. Los Jefes de Zona los justifican en la contestación a los recursos que hemos mantenido. Es más, es posible que estos incumplimientos sean “bendecidos” desde Madrid haciendo gala de una política bipolar en la que por un lado nos otorga beneficios en las normas pero a sabiendas de que en su cumplimiento efectivo quedaran bastante diluidas y difuminadas. Contentamos a las asociaciones y a los cantones que se resistan los justificamos.

 

Se satisfacen así las aspiraciones de la Dirección General de contar con suboficiales que mantienen y sostienen el despliegue territorial en pequeñas unidades con su propio esfuerzo mediante la exclusión del régimen general de horarios. El sistema sigue siendo el mismo, la combinación de servicios de mando con otros rutinarios, bien en formato patrulla (suboficial de servicio al mando de dispositivos específicos) o de atención al ciudadano (puertas encubiertas). El régimen de siempre, nada ha cambiado desde la OG 4/2010 por la resistencia cantonalista que no se ha sabido o querido sofocar.

 

Otorgar el 100% de productividad ha chocado con la envidia de otros escalones de mando que también lo reclaman para ellos, mientras han puesto el grito en el cielo y han conseguido que se retire de la misma forma que antes. Ni siquiera la estanqueidad la están respetando. ¿Qué pasa con las partidas de productividad E-17 y E-18 que se devuelven a Madrid desde las cajas de las comandancias?. Tampoco nos han dado respuesta a  estas preguntas. El movimiento cantonal pretende recuperar el privilegio de repartir el pastel de la productividad a su antojo, sin esa limitación.

 

Creemos que la DIGEGUCI se ha doblegado a la resistencia cantonal y estamos en una situación muy similar a la anterior tanto en la referente a los servicios como a la de las productividades. Las normas no sirven para nada pues su incumplimiento se consiente y se mantiene sin rubor para pacificar estos reductos de poder federalista. Todo es posible justificarlo forzando la interpretación de la norma y poniéndose serio, recuerden que en Castilla la Mancha no se cumplen porque tienen: “puestos con personal reducido”.

 

Nuestro Director General dijo en el III Congreso de Suboficiales que acababa de firmar la norma que impedía hacer puertas a los comandantes de puesto, ¿sabe el Director que han cambiado el nombre por el de atención al ciudadano?. Los comandantes de puesto siguen haciendo puertas/atención al ciudadano.

 

En 2010 pusimos en marcha la campaña “Los Suboficiales decidimos” para decidir el modelo de suboficial y quisimos ser mandos, pero con unas condiciones que más o menos se vieron refrendadas en las normas.

 

Como las normas no se cumplen y no hay nadie que ejercite su autoridad frente a la insurrección federalista, de nada nos valen solemnes pronunciamientos sobre el papel porque con una interpretación a medida y la pasividad de Madrid todo esta arreglado.

 

Debemos conseguir nuestros derechos de una forma práctica y efectiva como la escala básica y la de oficiales, con unas horas predeterminadas, unos días libres y un descanso diario efectivo. Durante el disfrute de los mismos se hará cargo quien corresponda con la entrega del corporativo.

 

Debemos reaccionar ante estas situaciones porque hemos adquirido un comprimo electoral que debemos empezar a cumplir y quizás ha llegado el momento de replantearnos el papel que como mandos nos quieren hacer jugar en esta Guardia Civil federalista y dejar de luchar por un estatuto profesional propio y diferenciado para los suboficiales, dejando de persuadir a nuestros compañeros de ello. Lo más seguro es ir a un régimen de horas con un contador horario, sin responsabilidades fuera del mismo.

 

 

Noticias relacionadas
Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress