Martes, 25 de septiembre de 2018
Última actualización: Viernes, 21 de septiembre de 2018 13:10
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 20 de mayo de 2013 | Leída 222 veces

La necesaria movilización de los suboficiales el 23 de mayo

Sólo la participación masiva de los suboficiales en las elecciones logrará evitar las nefastas consecuencias de un sistema que beneficia a las minorías: que la representación de los suboficiales caiga en malas manos.

Que los suboficiales de la Guardia Civil quieren unos representantes que defiendan sus propios intereses y no estén influidos ni dirigidos por los de otras escalas es un hecho incuestionable. Los guardias civiles de la Escala Básica no pueden decidir por los suboficiales.

 

Pero estas preferencias de los suboficiales pueden verse frustradas por el sistema de atribución de vocales que se aplicará en las elecciones al Consejo de la Guardia Civil y que no es otro que el de representación proporcional. Mediante este sistema se obtiene en primer lugar un cociente electoral que es el resultado de dividir el número de votos válidos por el de vocales a elegir. Por ejemplo, si en la votación hipotéticamente votan 3000 suboficiales el cociente electoral será 1500 (3000/2=1500). Posteriormente se atribuirá a cada lista el número de vocales que le corresponda según ese cociente. Siguiendo con el ejemplo si ASES en esa hipotética votación obtiene 1900 votos, el primer vocal le “cuesta” 1500 votos, quedándole un resto de 400 (1900-1500=400). El siguiente vocal, ya que sólo se eligen dos en nuestra Escala, debe ir necesariamente a resto mayor. Esto quiere decir que cualquier otra Asociación que obtenga más de 400 votos, que es el resto que tiene ASES para el segundo vocal, nos lo arrebataría a pesar de haber obtenido un número de votos muy inferior. A los suboficiales se nos exige más que al resto en estas elecciones.

 

Este peligro sólo podemos combatirlo evitando la confianza y acudiendo a votar de forma masiva, teniendo presente que cada voto cuenta y es decisivo y eso es lo que tenemos que transmitir a todos los compañeros. En efecto, la confianza en que ASES es la fuerza mayoritaria entre los suboficiales puede hacer que muchos resten importancia a la votación y no acudan a votar, eso sería un grave error que debemos evitar por todos los medios. Es responsabilidad de todos transmitir a los demás esta idea de participación y eludir cualquier atisbo de confianza, pues aunque ganaremos abrumadoramente en número de votos, necesitamos cuadriplicar a la segunda fuerza para obtener los dos vocales.

 

Nos enfrentamos a un nuevo reto en el que los suboficiales elegiremos a nuestros representantes en el Consejo de la Guardia Civil durante los próximos cuatro años.  Este tremendo esfuerzo que se nos exige al deber obtener un número de votos muy superior sólo podremos lograrlo con la participación activa de todos los suboficiales.

 

Tenemos una Asociación comprometida y eficaz, es nuestra gran oportunidad para afianzarla definitivamente y demostrar que estamos unidos y sabemos lo que queremos, si la dejamos escapar el esfuerzo realizado hasta ahora no habrá servido para nada y habremos dado un paso atrás de impredecibles consecuencias. Volver a una representación como la que hemos tenido hasta ahora dirigida por los intereses de la Escala Básica, de la que se nutren mayoritariamente las demás asociaciones, nos devolverá a la situación anterior de abandono y no podremos seguir conquistando derechos para los suboficiales, porque todavía queda mucho por hacer.

 

Por otra parte, unos resultados abrumadores en favor de ASES nos otorgarían mayor representatividad y fuerza para tutelar en nombre de los suboficiales los cambios que necesita nuestra Escala.

 

El sistema de atribución de vocales es el inconveniente que ahora debemos salvar para obtener una representación coherente y eficaz, una representación seria, independiente y exclusiva, la que nos merecemos los suboficiales, la que representa ASES.

 

Entre todos podemos conseguirlo, no confíes en unos buenos resultados, participa para que sean una realidad. 

Revista Suboficiales. ASESGC • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress